A lo largo de los años he leído una gran cantidad de artículos informativos y de opinión sobre las razones para tener una tienda en línea, y si bien, en principio, no hay problema con ello, lo cierto es que me sorprende como la gran mayoría se centra solo en las «bondades» de tener una tienda en línea.

Intentaré hacer este artículo diferente, y tu lectura más interesante, al hablar de la verdad sobre tener una tienda en línea, y con esto no me refiero, ni quiero decir, que hay una verdad oscura detrás de tener una tienda en línea, sino que hay muchas cosas que deben considerarse antes de tomar la decisión, y esa es la verdad que voy a contarte aquí.

¿Necesito una tienda en línea?

Hace algún tiempo publiqué un artículo sobre la importancia de tener un sitio web para tu negocio, en el que intenté explicar algunas de las razones más importantes para decidir tener un «verdadero sitio web» y no solo quedarse con una página de Facebook, por lo tanto podríamos considerar este nuevo artículo como una extensión o un paso más allá (después de la decisión de tener un sitio web).

¿Por qué necesitaría una tienda en línea? Hay que hacerse varias preguntas:

  • ¿Mi negocio puede beneficiarse de una tienda en línea?
  • ¿Mi negocio cuenta con la capacidad de atender la demanda en línea?
  • ¿Entiendo las implicaciones de operar una tienda en línea?
  • ¿Estoy dispuesto a asumir la inversión que representa?
  • ¿Existen canales alternativos donde pueda vender en línea?

Dar respuesta a estas preguntas te ayudará a tener una mejor idea sobre tus necesidades reales para establecer tu tienda en línea y, al mismo tiempo, te permitirá entender las implicaciones de la decisión… y es aquí, precisamente, donde hay que decir la verdad sobre las tiendas en línea.

Existen casos en los que las respuesta serán inmediatamente obvias y no hará falta un análisis mayor, pero en muchos otros, la gran mayoría, la respuesta debe pasara por un proceso previo de análisis que considere los siguientes puntos:

  • ¿Mis productos son aptos para venderse en línea?
  • ¿Mis productos pueden ser transportados sin deteriorarse?
  • ¿Existe un mercado en línea para mis productos?
  • ¿Puedo asumir los costos operativos de una tienda en línea?
  • ¿El margen de retorno de la inversión es atractivo?
  • ¿Debo asumir la responsabilidad técnica de mi tienes o puedo contratar un servicio existente?

Esta es la verdad

Si bien es cierto que tener una tienda en línea puede beneficiarte comercialmente, no todo es miel sobre hojuelas.

Una tienda en línea requiere de una inversión inicial, que puede ser mayor o menor dependiendo de las características de tu negocio y las necesidades que debas cubrir con tu sistema online.

Además, los costos operativos pueden variar enormemente por las mismas razones: considera las diferencias entre operar técnicamente tu propia tienda en línea (servidor o servidores, sistema de ecommerce, mantenimiento, etc.) o contratar un servicio especializado como Shopify, Wix, etc.

Por otro lado, iniciar tu tienda en línea no te asegura un éxito inmediato, detrás del éxito existe una gran cantidad de trabajo que deberás realizar en:

  • posicionamiento SEO
  • difusión entre tus clientes actuales
  • difusión en redes sociales o canales aptos para tu negocio
  • planificación de promociones
  • desarrollo de tu proceso para atención de clientes y distribución de los productos (en otro artículo hablaré sobre la importancia de los clientes satisfechos)
  • publicidad requerida

Todo esto significa que la opción no siempre tiene que ser una tienda en línea, y eso no significa que no puedas vender en línea, existen múltiples canales alternativos para hacerlo como Amazon, MercadoLibre, Facebook Marketplace, etc.

El canal para tus ventas en línea depende, como lo mencioné antes, de que analices el impacto y el costo-beneficio que una una tienda en línea tendrá en tu negocio, y sopeses las alternativas existentes.

Sí, definitivamente necesito una tienda en línea

Si te has decidido, y después de todo concluyes que tener una tienda en línea es lo que tu negocio necesita, entonces sigue estos simples consejos:

  1. Analiza que es más conveniente: una solución de ecommerce independiente o contratar un servicio.
  2. Analiza tu mercado meta para determinar las características que debe tener tu tienda en línea.
  3. Crea un plan de atención a tus clientes para asegurarte de ofrecer un servicio efectivo y satisfactorio.
  4. Calcula costos y planifica tu presupuesto.
  5. Diseña una estrategia de difusión para tu tienda en línea y tus productos.

Más adelante estaré escribiendo un poco más acerca de temas relacionados con el comercio en línea para negocios pequeños y medianos. Mientras tanto, si te ha gustado el artículo deja un comentario con tu opinión.